martes, 31 de agosto de 2010

Porque digo lo que quiero decir...

La vida tiene estas cosas, un día estas en  primera linea de playa viendo el mar, y al día siguiente te encuentras con que la única ola que podrá asemejar tu imaginación es el sonido de esa mascarilla de oxigeno, es como para enamorase pronunciando un para siempre sin tapujos.

 El que no quiera verlo tiene que estar demasiado cuerdo como para seguir caminando sin pellizcar ni una sola piedra del camino, sin desnudar 21 gramos de piel...