viernes, 25 de septiembre de 2009

...No hoy no...

A veces la rabia le llora al tiempo…y es que le tic se pierde donde el impulso de un tac se queda calladito en la esquina donde el segundero sin pararse se deja llevar por el ritmo del aquel reloj que llevamos a la espalda…no he dicho en el pecho…no…ese tiene otras manillas muy distintas…

Ya me he dado cuenta…son más o menos del resto, pero resta de un yo las veces que he contado…que el pasado cuenta el rato de charla que tu le prestes al presente…

…Ya no lo quiero…porque a mi ombligo le ha crecido un hueco que solo e inegociablemente es para ti…

…Que aun no sabes lo mal hablado que es mi pecho, cuando a solas, voy contandole al viento que baila entre la imaginación y mi bicicleta, los pedales que doy sin poder llegar  al este del oeste, alli, donde tu respiras…


…Que no quiero partirme en dos…



...hoy no…

1 comentario:

Esencial dijo...

Me ha encantado esa distinción entre el reloj que llevamos a la espalda y el que llevamos en el pecho...

Un beso