miércoles, 16 de septiembre de 2009

Para aguas...

   
     Llueve …una sonrisa pellizca mi comisura, es como una de esas tardes de Septiembre en las que el colegio acababa de empezar, y yo mordía la merienda con las mismas ganas con las que deseaba que la lluvia parara para que mamá me dejase salir a la calle, mientras la abuela y su punto tejían el olor a Otoño que sin llegar se había parado a saludar tras la ventana…

…Todos los secretos que juegan ahí fuera…pescando en cada charco recuerdos…





…La lluvia ha parado…

…En un rincón de la ciudad se abren las nubes entre azules…


…Que suene el telefonillo…

2 comentarios:

corchetes. dijo...

A veces. A veces me gustaría poder guardarte un metro cuadrado bajo la lluvia.


..y contarte que el otoño [con sus bufandas a rayas] se acerca. Y los domingos de .mantapeliypalomitas. también.

(:

De cenizas dijo...

Media España casi se ahoga y en mi barrio casi ni una gota... ¡Necesito una tormenta liberadora!
REALMENTE...LEER EL PASADO EN LOS CHARCOS... UNA DELICIA.


Un abrazo