domingo, 4 de octubre de 2009

Jugar...

Una jarra fría de coca-cola rondando por el mantel de la mesa, los restos dan todas las pistas suficientes para saber que tipo de Sábado fue cuando la noche mando a dormir a ese señor juguetón y opuesto que se hace llamar, Don Lorenzo…

Suena Penide, en dos altavoces que más que reproducir graves parecen la carraspera de mi propia garganta… A intervalos la aspiradora, … restos de incienso caen al suelo casi dibujando una flor a soplar…mi cigarro que se apaga sintonizado con las veces que el tiempo se pierde mientras acaricias los objetos, que distraídos se fueron colocando uno a uno en el salón…como si siempre hubiese estado allí….

Luz a láminas que entran desde la cocina, la puerta abierta, mueve sus manos…el grifo parece ahora hacerle los coros a Tiza y el ruido de platos y vasos, sin duda la percusión…

En el pasillo la cama esta revuelta…como si hubiese perdido la memoria, y solo en alguna foto de presentación pudiese recordar lo que es estar hecha…
...y es que el amor necesita deshacerse por momentos para volver a hacerse de nuevo…

…Me estas mirando mucho dices…

…Mientras tarareas: quiero que sepas que eres el culpable de que hoy me sienta extraordinariamente bien…

…Yo sonrio…si…hoy ,para mi, es el primer Domingo de un Otoño que ya no fingirá ser cualquiera…

2 comentarios:

De cenizas dijo...

Cuadro de un realismo casi fotográfico. Muy bueno.


un abrazo

Esencial dijo...

Me ha gustado ese entrelazar cotidianeidad con sensaciones. Como dice De Cenizas, es muy visual, pues casi parece que hayas dibujado con las palabras.

Un beso.