martes, 16 de febrero de 2010

Y ahora...

... Pasan los años... y son  exactamente las mismas palabras en diferentes bocas...que como truenos desnudan mi estomago en dos, mientras aprieto las tripas para que no se divida...para no tener que sacar de la antigua L de mi mano izquierda el latigo que ...el que deja marcas...

... Las mismas ganas de correr, de romper el viento...

 ... Comos dos ventanas abiertas mis oidos...las mismas palabras...puertas que de repente se cierran dentro de mi, con el eco dentro de mi cabeza, se cierran..., se cierran...



... Y ahora ya me queda claro...me quedo dentro...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

no, ogrillo, no....

El que vive dentro se pierde el viento fresco y la primavera...
Busca dentro de ti las "salidas", intentando no mirar a los ojos de los "adentros".

Hay mil razones para quedarse fuera....siempre las hay, solo que hay días en que los motivos son muy grises....

Nana

Mado Martínez dijo...

Hey ogro, ¿de dónde has salido y por dónde para tu ciénaga? Gracias por pasar por mi blog : ) Un placer leerte.

Any dijo...

Sal. Las puertas están para abrirlas.

Biquiños.

Verónica (peke) dijo...

Es una opcion, no????

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...